La Naturaleza del Amor en el Cine Queer

Dentro de las actividades del Festival Internacional de Cine en Guadalajara, en su edición 29, (FICG 29) en colaboración con Talents Guadalajara y el Premio Maguey, se realizó la mesa de diálogo “La naturaleza del amor en el cine queer” el martes 25 de marzo de 2014. Este programa ofrece a los cineastas y críticos emergentes de México, Centroamérica y Caribe un programa de encuentros.


Entre los ponentes se contó con la presencia del director y guionista, Adam Cászi (Land Of Storms); la directora, productora y fotógrafa Jackie Baier (Julia); el director y productor, Yariv Mozer (Snails In The Road); la directora y productora, Cheryl Dunye (Mommy is Comming); y el actor Süto András (Land Of Storms). Como moderador de la charla estuvo el productor y director, Jürgen Brüning.

El moderador Jürgen Brüning y el director del Maguey Pavel Cortes. Por  atrás  Wieland Speck.
El moderador Jürgen Brüning y el director del Maguey Pavel Cortés. Por atrás Wieland Speck.

Del mismo modo, se contó con una intervención del director del Premio Maguey, Pavel Cortés: “Es un honor para nosotros arrancar con esta charla con algunas de las personalidades con las que contaremos en esta edición, ellos son algunos de los directores que compiten por la mejor película de este año”, comentó Cortés, quien también pidió a los asistentes esperar hasta el final de la charla para conocer al ganador del Premio Queer Icon, Ruby Rich.

 

Cartel de la película húngara protagonizada por András Sütó
Cartel de la película húngara protagonizada por András Sütó

El director y guionista, Adam Császi, estuvo acompañado por el actor de la cinta “Land of storms”, Süto András, quien es originario de un pueblo campesino de Hungría, en donde comentó que es muy difícil el aceptar la diversidad sexual, en donde las personas que revelan tener una orientación diferente a la heterosexual, llega a sufrir de tortura por parte de los demás habitantes.

Jürgen Brüning fue animando la reflexión con sus preguntas…

Mesa Redonda La Naturaleza del Amor Queer
Mesa Redonda La Naturaleza del Amor Queer

¿Qué te supone el adjetivo queer en tu cine?

Chery lDunye
Cheryl Dunye

Para mi lo queer es aquello que se sale de lo heteronormativo. En mi cine yo expreso con ello lo que se sale de la normalidad. Aunque quizás cuando trato el tema del sexo sí soy queer de esa manera en que lo entiende la gente. Es decir, eso de que el sexo en mi cine sea algo más que lo meramente reproductivo.

 

Ádán Császi
Ádán Császi


La búsqueda de un mensaje lo más universal posible me hace ir más allá del mero cine queer. Entiendo que si eres discriminado por el objeto de tu amor es un problema que nos atañe a todos. Porque al final todos nos movemos con los mismos patrones que hemos interiorizado, y así si uno es celoso lo será siendo hetero u homo ya que el amor es algo universal que no admite etiquetas.

 

Yariv Mozer
Yariv Mozer

Yo ya partía de una novela de 1989 que reflejaba lo que fueron las salidas del armario en el Tel Aviv de los noventa. Una ciudad muy diferente a la meca gay de hoy, por eso quise adaptarlo para recordar y mostrar ese momento.

Pero en lo referente a lo queer y el cine puedo comentar algo que me ha pasado con esta película. Parte de la crítica de mi país ha acusado a la película de ser una excusa para mostrar a su protagonista, un famoso modelo israelí, desnudo “como les gusta a los gays”. Para ellos el cine queer no es mas que un vehículo para mostrar hombres bellos. Yo les respondería que quizás eso forme parte de nuestra cultura queer, sin más. Y si esto es así mi película lo reflejará, pero el tema central seguirá siendo mostrar a los heterosexuales lo que era salir del armario mediante un hombre “bello” que se casa, tiene hijos y una doble vida.

Jackie Baier
Jackie Baier

Nuestra intención era rodar durante diez años a Julia y reflexionar sobre por qué una lituana para asumir su transexualidad decide emigrar a Berlín. Ella lo decidió porque veía la Alemania de hace diez años como un país donde sentía que podría hacer y sentir lo que quisiera. En 2003 la vimos en un burdel trans. y descubrimos una mujer de 18 años que quería hacer su vida. En este tiempo ha madurado en la calle y la “naturaleza del amor” para ella es aquello que pagas como cliente y das como prostituta. Pero paralelamente la vida del burdel sigue siendo un vida dura, no sé… (Jackie se emociona).

¿Te sientes cineasta queer,

 qué has querido contar?

Ádám:

Yo quería reflejar la situación en Hungría respecto a este tema. La película se basa en un hecho real ocurrido en la parte rural del país. Hemos cambiado los nombres y el lugar pero el contexto es idéntico. Sentí que debía contar qué pasa cuando dos chicos se enamoran en el campo y uno se acepta y el otro no. El primero tiene que hacer frente a un entorno hostil que en la escuela está cercano a la tortura. El otro ve ese amor como algo que puede desmoronar su mundo porque su entorno no lo aceptara jamás. En esta situación y sin instrumentos para poder gestionarla la única salida será matar al objeto de su amor cuando todo se desmorone.

Como en mi país el silencio es peor que la discriminación quisimos denunciar el hecho en una película y enviar el mensaje de que esto no se pude repetir más. Por eso la opción fue mostrar la dialéctica del tema: contar lo que no se cuenta en Hungría con un lenguaje romántico que al final de transmute en horror.

Cheryl Dunye:

En “Mommy is Coming” se representa el Berlín de la libertad y a la vez es un intento de romper los límites que también nos ponemos con lo queer. Yo empecé a hacer cine porque como mujer negra y lesbiana no me encontraba representada en las comedias made in Hollywood o en el cine indie de los noventa. No había mujeres negras que amasen a mujeres en aquel “reino de reinas” que era ese cine. Ahí está el origen de “The Watermelon Woman” o de que desde ese momento decidiera trabajar haciendo visible lo invisible. De la misma manera cuando HBO me llamó para trabajar con ellos yo les propuse tratar las “intersecciones” sociales que los medios no tocaban. Me dejaron hacer un documental sobre las mujeres en las cárceles, algo nuevo entonces (Stranger Inside, 2001). El siguiente paso de mi carrera ha sido jugar con los géneros cinematográficos. Con “Mommy is Coming” mezclo porno y comedia. Me apetecía reírme y a la vez estaba encantada con la explosión del verdadero porno lésbico en los medios. Así que junté los dos géneros y la ausencia de mi cuerpo negro en ese porno y decidí montar mi estructura narrativa en ese triple campo: traer a mi realidad el porno y poner a prueba sus límites cinematográficos mediante la comedia.

Y añadiré algo, también me apetecía superar esa tendencia del cine queer de ser eso donde la gente sale y entra en el armario. Ya lo he dicho, lo queer es mostrar que el amor tiene más facetas de las que creemos.

¿La utopia forma parte del cine queer?

¿Cómo os sentís al contar historias que, al parecer, la gente no quiere ver?

Yariv:

Estaría bien que fuera un cine donde hubiera cineastas que contaran historias de todos los géneros. Pero en el fondo no se puede comparar el cine gay y el resto porque lo gay siempre le da un matiz político a la película. Mi documental “ The Invisible Men” (2012) parece que tuvo éxito porque tocaba un tema político, el de los palestinos. Pero en realidad el tema político era la doble invisibilidad de los gays palestinos, oprimidos en dos países. Lo bueno del debate que trajo la película es que genero algún pequeñísimo cambio.

Ádám:

Dar visibilidad e iniciar un diálogo para romper el silencio húngaro sobre el tema está en la base del proyecto. Resultado, en las provincias no atacan la película para evitar que el “escándalo” le de publicidad; en cambio, la prensa de la capital ha sido justa en sus comentarios. Pero no se cumple el objetivo de que se vea y sobre todo en el entorno rural. Mientras que en Budapest se pone en 14 cines en las otras tres ciudades del país está en 4 de 30.

Jackie:

¿Cómo me siento al contar historias que la gente no quiere ver? Bueno, la gente rechaza mi película más por ser “oscura” que ser queer y para mi es un progreso que me hace feliz. Yo tengo claro que al hacer mi cine no pienso en el público sino en dar visibilidad a los ignorados porque eso es tocar el tema de la tolerancia que hay en la gente.

julia
¿Cómo se financia hoy el cine queer

en vuestros países?

Ádám:

En Hungría en el cine funcionamos con fondos públicos. El proyecto les interesó pero las negociaciones fueron complicadas. Lo que ocurrió fue que primero aceptaron el tema y eso les debió generar un debate político interno, pero no se echaron atrás. A partir de ese momento lo que hicieron fue poner pegas a nivel estético: no a la sexualidad explicita, no a narrativas “oscuras”… Pero al final salvamos lo que nos interesaba y es que fuera muy minimalista. Porque la película debía reflejar a gente incapaz de expresar con palabras sus sentimientos.

Yariv:

En Israel hay también fondos públicos el problema es cómo conseguirlos. Yo bromearía diciendo que “el problema” es que tenemos un ministro al que le falta la inteligencia suficiente para financiar proyectos gays. De todas maneras como cineastas tenemos que asumir que la producción forma parte también de nuestro trabajo. En Israel los cineastas gays nos apoyamos unos a otros para sacar dinero para que todos produzcamos. A la vez debo funcionar como productor y necesito saber cómo funciona la distribución, la televisión… Una responsabilidad ineludible del cineasta actual es seguir su producto hasta el final. Yo de esta película he hecho una versión más corta que se adapta al estándar televisivo y así sé que llegaré a más gente.

Cheryl:

En EEUU no hay fondos públicos. Pero sí hay una tendencia que dicta que según como crees tu película queer puedes entrar en la carrera al Oscar y eso supone que te financien. Pero al final son pelis de amor que no han cambiado nada. Yo hice una película con HBO, por ejemplo, pero esos caminos parece que no sirven para cambiar la invisibilidad queer que sigue matando en el mundo. Nosotros somos narradores de historias donde la gente puede sacar algo. Pero hay que romper las formas manidas de mostrar el amor en las que también cae el cine queer: jugar con fondo y forma, hacer algo radical y no sólo intentar llegar a Hollywood. Bruce laBruce, que está ahí entre el público, es alguien reconocido y no ha renunciado por eso a seguir siendo desafiante en sus formas. Además ahora tenemos un “You Tube” lleno de todo que nos desafía como cineastas. Nunca debemos olvidar que “queer” es lo mismo que “raro” que en el fondo es romper los límites cuando nos los encontramos.

TALENTS

Para finalizar la charla, Pavel Cortés, entregó el Premio Queer Icon a Ruby Rich, autora del libro New Queer Cinema.

TALENTES 3

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s