EASTER PROMISES. ¿Promesas para los homosexuales?

EASTER PROMISES:

para los homosexuales El Dorado no está en el ESTE.

 

El Festival, en esta edición, nos hará disfrutar de una retrospectiva donde podremos ver el trabajo de los últimos realizadores de los países del antiguo bloque soviético, desde la caída del muro de Berlín. Este período se ha caracterizado por estar lleno de cambios políticos, económicos y sociales.

Desde el punto de vista del respecto a la diversidad social, El Dorado no se encuentra en muchos de éstos países. La homofobia avanza imparable en Rusia y en sus antiguos satélites. Sondeos de 2011, indicaban que el 88% de los polacos y dos tercios de los húngaros (2 de las naciones de Europa del Este analizadas) se oponían al matrimonio entre personas del mismo sexo, mientras que el 75% de los polacos encuentran la homosexualidad inmoral, así como dos tercios de los húngaros.

MV5BMjI1NDQyNTA2M15BMl5BanBnXkFtZTcwODA2NzcwOQ@@._V1__SX1219_SY628_A nivel anecdótico este año patriarcas ortodoxos de Montenegro y Serbia han culpado de las inundaciones de este mayo (en las que hubo decenas de muertos) a la ganadora de Eurovisión Conchita Wurst, calificándolas de “castigo” divino por el apoyo a ésta. Hace unos años, el presidente de la Federación de Fútbol croata decía que nunca jugarían homosexuales en su selección porque “afortunadamente, el fútbol sólo lo juega la gente sana” Las sociedades balcánicas no tienen tradiciones democráticas sólidas. Han vivido históricamente bajo imperios o sistemas autoritarios. Durante tiempos del dictador Tito, la homosexualidad no estaba en la agenda pública como lo está ahora. No era necesario, pues estaba penada. Las resistencias ideológicas, el nacionalismo o la adhesión y militancia religiosa eran los enemigos importantes para el régimen.ESTER2

La lucha contra el socialismo titista y la traumática transición posterior se dirigió a través de los apellidos, el idioma, la familia, la religión, el folklore, es decir referencias ante todo nacionales. Especialmente las generaciones más jóvenes, que padecieron el cambio de sistema, sufrieron el adoctrinamiento más duro por parte de la iglesia como respuesta a los valores del socialismo, que habían oprimido la libertad religiosa. En Croacia, por ejemplo, la iglesia se ve no sólo como guardiana de la fe, sino también de los valores tradicionales de la nación, donde la defensa de la familia tradicional es vital. Toda desviación de esta idea es vista no sólo como antirreligiosa sino como antipatriótica.

Cuando basas identidad nacional en una religión esta se apropiará de valores sociales presentándolos como “tradicionales” y por tanto, “adecuados”. La homosexualidad no encaja en este modelo. Se ve como una provocación, una amenaza. Además, algunos ven la homosexualidad como un agente intruso, una batalla que se quiere imponer desde el exterior, desde Bruselas. En este contexto, las agresiones contra homosexuales son más frecuentes de lo que nos gustarían. Algunas manifestaciones del Orgullo Gay son amenazadas, y tienen que ser protegidas por un ejército de policías (aquí la película “Parade” lo refleja bien). La mayoría de los agresores no sabrían cómo luchar contra la corrupción, la crisis económica, la crisis de valores, pero agredir a un homosexual es un blanco fácil donde desahogarse. Las autoridades religiosas azuzan la violencia con sus declaraciones y ser un político que condene esto, enemistándose con la religión, es un suicidio político.

ESTER

Las consecuencias, además de cada día más violencia, es también el recorte de libertades y la represión que se está haciendo por parte de los Gobiernos. Se utiliza la lucha contra el colectivo LGTB para evitar el afrontar problemas económicos y sociales internos más importantes. Se identifica a los homosexuales con pederastas; se habla de “enfermedad” occidental a curar; se prohíbe las adopciones a países que permitan la adopción a homosexuales; se prohíbe la “propaganda” homosexual. Desde luego, es un tema preocupante. Todo nuestro apoyo. Nos demuestra que tenemos que seguir trabajando por el respecto al prójimo. Las libertades conseguidas en los últimos años hay que asentarlas, y expandirlas, más allá de cualquier frontera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s