Encuentro con Lorenzo Vigas director de DESDE ALLÁ

El Premio Sebastiane se encuentra con Lorenzo Vigas. El director venezolano que vive a caballo entre Venezuela y Méjico y que llega a San Sebastián tras ganar el León de Oro en Venecia. El hijo del gran artista Oswaldo Vigas nos habla sobre los bloqueos emocionales y la figura del padre. Este biólogo molecular ha conseguido estar con su primera película en el país donde siempre quiso estar, el país del cine.  Ese mundo que no conoce las  fronteras. 

IMG_7317

¿Por qué no es fácil hacer películas hoy en día en Venezuela?

Es complicado. La inflación es enorme, alrededor de un 200% anual. El dinero que te dan hoy mañana vale mucho menos y esto es un gran problema para la producción. Cuando tienes una financiación, esto te obliga a rodar muy rápido. Pero esto lo vivo como un reto que tenemos que asumir, porque Caracas es una ciudad maravillosa para rodar desde el punto de vista artístico, por eso esa dificultad hay que convertirla en ganas de hacer, de sacar un proyecto adelante. Caracas es una ciudad muy compleja, es insegura, pero merece la pena el reto.

IMG_7321

Es interesante el bloqueo emocional que sufre el protagonista maduro.

Me interesa este personaje como un autista emocional, por algo de su pasado que no se dice expresamente, ni hace falta, pero está. No hay una razón específica. Tuve ganas de escribir un personaje así. Me gusta que la película se abra al espectador. Hay quien ve en ella un plan. Yo no lo pensé así, pero me gusta que sea una película abierta. Tú la percibes como tú la sientes.

Dos personajes incapaces de amar, Armando de 50 años y Elder, un adolescente que sufre la violencia de su padre… y que no encuentra afecto hasta conocer a Armando. Dos personajes rotos. El problema de enfrentar la opción sexual en la sociedad  venezolana, en la familia?

Esta es una película sobre carencias emocionales, si a Elder una señora de sesenta años le hubiera ofrecido lo que Armando le ofrece, seguramente también se habría enamorado de ella, son dos personas con una gran carencia que se encuentran y por eso surge lago muy fuerte entre ellas. Venezuela es un país donde aún se vive un gran estigma en cuanto a la homosexualidad, sobre todo en los barrios pobres de Caracas, es algo muy condenado, igual que sucede en Méjico. Es una responsabilidad como latinoamericano poner el dedo en la llaga, abrir un debate, lograr que la gente hable sobre el tema.

img_21999
Lorenzo Vigas y su actor Luis Silva escuchan a su productor (foto Gari Garaialde)

Con Armando no hay esperanza, pero crees que las nuevas generaciones se enfrentan a  un futuro mejor en este sentido?

Sí, yo sin duda soy positivo. Vamos ahí poco a poco avanzando en temas sociales.

Como crees que el público venezolano se va a enfrentar  a esta película?

Pienso que no va a dejar a nadie indiferente, la película nos confronta desde el punto de vista social, sexual, va a haber una reacción. Va a haber buenas y malas reacciones, a algunos les va a gustar, pero también habrá mucha gente que la va a rechazar, pero no la hice para que gustara a todo el mundo, esa no fue mi intención. Cuando uno es honesto como persona, como artista, creador, vas a conectar con unos y no con otros. Pero lo que es importante, creo, es que genere discusión, polémica y ojalá ocurra.

Desde_allá_Foto_película_8263

Crees que el arte tiene que tener un factor de compromiso social o no?

El entretenimiento no, pero el arte sí, en el cine como entretenimiento no hace falta, pero en el arte sí

Todos somos presos de nuestras obsesiones, me gustaría saber cuáles son las tuyas.

Soy obsesivo-compulsivo, entonces no puedo escapar, pero bueno, cada cual con sus cosas… pero soy obsesivo compulsivo, hay mucho de mí en la película obviamente, el cine tiene que nacer de una necesidad personal, pero uno no puede dejar de tener en cuenta al espectador, hay que contarle una historia interesante, pensando en crear una tensión dramática que conecte con el espectador. Hay que mantener un ritmo, hacerla interesante hasta el final…

Lorenzo Vigas y su actor Luis Silva (foto Gari Garaialde)
Lorenzo Vigas y su actor Luis Silva (foto Gari Garaialde)

¿Por qué el ritmo de la película? ¿Lo pensaste así?

No, no, no, el ritmo se fue dando, la película se va haciendo poco a poco, hay que dejar que se haga y al principio teníamos un corte muy largo que fuimos reduciendo y poco a poco fue cogiendo su ritmo pero no fue algo que estuviera pensado antes. El ritmo nos encontró a nosotros.

Con los desenfoques, ¿qué es lo que buscabas visualmente?

Pensé en filmar a Armando como un fantasma, que estuviese físicamente ahí, caminado, pero emocionalmente no está ahí, está en el pasado. Atado al recuerdo de su madre, a muchas cosas.  Aparece y desaparece. Se percibe  como un fantasma en la ciudad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s