2018 Sebastiane Latino

“Las herederas” es un regalo de la vida, Carolina Robledo (AIREANA)

Las herederas ha generado un gran debate en Paraguay entre fundamentalistas y orgullosos y eso es “grandioso”

Las Herederas  del paraguayo Marcelo Martinessi  llega al Festival de San Sebastián recibiendo el Premio Sebastiane Latino 2018 en plena inauguración de la sección Horizontes Latinos. Primera película paraguaya en competir en la Berlinale. Es la historia de dos mujeres en la sesentena, que viven en pareja y vienen de una posición acomodada (pero están atravesando problemas económicos). Las deudas y la encarcelación de una de ellas, Chiquita, desencadena un cambio importante en Chela, que tiene que empezar a hacerse cargo de su propia vida.

Hablamos con Carolina Robledo,  integrante de Aireana, asociación de mujeres que organiza el Festival de cine Lesbigaytrans de Asunción, con catorce ediciones

Las Herederas nos ha acercado por primera vez a muchos al cine paraguayo. Se pueden ver lo marcado de las clases sociales. ¿En cierta manera puede ser un espejo de la sociedad paraguaya actual?

Para comenzar te contaría sobre Paraguay, un pequeño país, ubicado en el corazón de mapa_sudamericaAmérica del sur, con una población que se reconoce fundamentalmente católica y donde el 3% del país mantiene una riqueza obtenida principalmente desde la época de la dictadura, que duro unos 35 años. Recién en los 90 empezábamos a hablar de democracia, ese tiempo caló hondo en la vida de las personas y ha dejado huellas. Hay una clase social que quiere seguir manteniendo su poder y sus privilegios y en medio un estado que invisibiliza la violencia y criminaliza las luchas sociales. Desde ahí podemos partir para ubicar todo lo que ha significado una película como Las herederas. Además, Paraguay, que es prácticamente invisible; internacionalmente ha destacado esta vez en el cine y gracias a ello fue reconocido en el mudo.

Marcelo Martinessi, el director del film, ha dicho “En toda la historia de Paraguay figuran grandes señores que dirigieron el país, pero son las mujeres las que tejen las fibras de la sociedad”. En Las Herederas hay pocos hombres, se cuenta una pequeña historia a través de dos mujeres lesbianas maduras. ¿Cómo es la situación de la mujer en estos momentos en tú país? ¿Y de la mujer lesbiana?

Y Marcello Martinessi también dijo que “dar a las mujeres un “papel central” a la hora de construir una historia que transcurre en una sociedad latinoamericana muy machista fue para el equipo extremadamente interesante”.

La película tiene como protagonistas principales a mujeres, toda la trama se mueve alrededor de tres de ellas, sobre todo de Chela, interpretada por Ana Brun –ganadora del premio Oso de Plata a la mejor actriz–, y Chiquita (Margarita Irún), quienes llevan muchos años juntas y luego deben separarse porque una de ellas va presa, acusada de estafa.

El papel de Chela es el de cómo espera la sociedad que sea una mujer, alguien callada y sumisa ante el poder de su pareja, en este caso otra mujer. Lo que narra la película es muy parecido a lo que viven las lesbianas no solo en Paraguay. Por ejemplo, se ayudan unas a otras, cumplen el papel de familia y sobre todo un aspecto -que creo si tiene que ver con lesbianas de la dictadura-, el de juntarse entre ellas en sus casas, es un poco como la herencia del miedo a mostrarse, a que se note.

las-herederas-slider.jpg

Realmente la película cuenta una historia y sentimientos universales. Que las protagonistas sean lesbianas, para muchos podría ser una simple anécdota. ¿Sin embargo, habéis encontrado reacciones en contra de la película? ¿Puede el cine ayudar a evolucionar a una sociedad?

Sí, creo que la película enfrenta tabúes  como las clases sociales muy marcadas, la represión y el deseo, la libertad o el encierro que no solo tiene que ver con la cárcel sino también con el alma; así, entre otros temas se va entretejiendo la trama y muchas personas se pueden identificar y verse reflejadas en ellas.

También ha desatado una reacción en contra, de sectores fundamentalistas y religiosos, que ni siquiera han ido a ver la película. El hecho de que sea una historia de mujeres lesbianas y si le agregamos además “mayores” ha generado el desprecio y prejuicios de muchos. Incluso durante un reconocimiento público al equipo de Las Herederas que se hizo desde el Senado, una legisladora salió gritando, que no iba a permitir que se premie lesbianas, que después iban a querer casarse. De todas formas, entre la furia fundamentalista y quienes lo sentíamos como un orgullo nacional, se generó un gran debate y eso fue grandioso. Creo que justamente así aprende la gente y que el cine además aporta una mirada distinta y nos permite encontrarnos en esas historias que también son nuestras. Las herederas es un regalo de la vida.

en-el-estreno-de-las-herederas-el-director-el-productor-y-las-figuras-principales-muestran-los-carteles-que-reclaman-visitas-intimas-_860_573_1605427

Como activista de Aireana. ¿Cómo surgió? ¿Qué hacéis? Habladnos de la evolución de vuestro Festival de Cine.

Aireana, grupo por los derechos de las lesbianas, nace con la necesidad de crear un espacio de mujeres, somos una organización lésbica y feminista. Existimos desde el 2003 y trabajamos principalmente tres ejes de acción:

El empoderamiento, que llamamos “tomando fuerza”.Un punto central de este eje es nuestra línea de atención gratuita para personas LGBTI “Rohendu” (en idioma guaraní significa te escucho), damos atención jurídica, sicológica y pedagógica, realizamos una sistematización de los casos y formamos redes de apoyos.

Incidencia local e internacional y cultura de no discriminación: desde donde trabajamos mucho el arte como forma de expresión y cambio desde nosotras y hacia la sociedad,

Y finalmente un espacio cultural feminista La Serafina, una batucada que acompaña marchas y manifestaciones, y en ese eje además se enmarca el Festival Internacional de Cine LesBiGayTrans, festival que lleva catorce años.

El festival es un espacio educativo y cultural con el que se propone cambio social, utilizando al cine como medio. La propuesta es gratuita al público, lo que se busca es generar y aportar desde el arte y la cultura, confrontar mitos y tabúes, y generar cambios en el imaginario colectivo. Con los años el festival ha aportado una mirada diferente hacia las personas LGBTI, algo que puede ir más allá del prejuicio.

Este año tendremos el honor de contar con la tan premiada película Las herederas gracias a su director Marcelo Martinessi, una persona comprometida con los derechos humanos y que apuesta al cambio social. Aprovecho para comentar que algunas de mis compañeras de Aireana participaron como extras en una de las escenas. Nunca nos imaginamos todo lo que después iba desencadenar.

logofonclar

Una de las protagonistas, Chiquita, acaba en la cárcel. Esto hacen emerger muchos cambios en Chela…Aireana trabaja también en el mundo carcelario, ¿no? ¿qué hacéis?

El cambio en el personaje de Chela es magnífico, así como se va vaciando la casa ella se va despojando de sus propios miedos y limitaciones. Precioso lo que nos enseña, desde su antiguo automóvil y movida por el deseo, encuentra su libertad. Sí. Aireana, desde 2011 viene impulsando un proceso de trabajo con lesbianas privadas de libertad, en especial por el acceso al beneficio de las visitas íntimas privadas, en ese marco, tras un largo proceso en marzo de 2012, la resolución N° 72/12 de la Dirección General de Establecimientos Penitenciarios y Ejecución Penal del Ministerio de Justicia, establece nuevas normas para el funcionamiento del beneficio de visitas, esta vez sin hacer distinción del sexo o género de la persona. Sin embargo hasta hoy el Ministerio de Justicia obstaculiza y atropella los derechos de las personas LGBTI recluidas. Uno de los temas justamente que toca la película, es el de lesbianas privadas de libertad, por ello durante la avant première –donde fuimos invitadas- aparecimos con carteles alusivos al reclamo de la visita íntima, reivindicación que fue tomada por todo el equipo de la película. Y aquí quisiera destacar el posicionamiento sostenido de todo el equipo de Las Herederas desde un comienzo, que a pesar de las duras criticas basadas en prejuicios hacia las lesbianas, el equipo se mantuvo firme con el discurso en defensa de los derechos humanos y las personas LGBTI.

las-herederas-aireana2

Es la segunda vez que el Festival Lesbigaytrans, tiene representación en los Encuentros que los Premios Sebastiane organizan en el Festival de San Sebastián. ¿Qué esperas de este encuentro?

Es muy importante esta oportunidad, creo que más que esperar, es agradecer esta magnífica invitación que se nos da nuevamente, poder estar en el encuentro y compartir las experiencias de otros festivales aporta un montón de conocimiento. Es la posibilidad de encontrarnos en el activismo cinéfilo, y reencontrarnos con otr@s. Justamente dada la coyuntura actual con todo lo que ha generado Las herederas en mi país y que va participar del Festival San Sebastián, es una inmensa alegría poder estar este año. Además del gran conocimiento que una se puede llevar, el encuentro te coloca dentro de todo el glamour de lo que significa estar en el Festival de San Sebastián.

 

Anuncios