2018

ISABEL COIXET presenta “ELISA Y MARCELA”

Isabel Coixet presenta en el Festival de San Sebastián 5 minutos de lo que va a ser “Elisa y Marcela”, amor entre mujeres, y que está en proceso de montaje. Producto que sale de la plataforma Netflix y protagonizado por Natalia de Molina y Greta Fernández. Las tres nos han contestado a las preguntas que les hemos formulado.

Isabel “nos ha conquistado”.  Su capacidad de comunicación y su humor irónico nos ha hecho estar más pendiente aún de este proyecto del que ya estamos muy interesados. Es la historia de dos mujeres que vivieron en Galicia a finales del s. XIX y principios del s. XX., que se enamoraron y una de ellas se pasó por un hombre para poder casarse (en 1901) y vivir su amor de una manera más seguro.

Su historia, complicada de por sí, nos ha llegado a través de la prensa de la época, que recogió bastante. Incluso Emilia Pardo Bazán hizo referencia a esta historia. En la mayoría, son testimonios que llegan de una manera bastante subjetiva y poco contrastados; algunos incluso las calificaron de brujas, otros inventaron historias poco creíbles a nivel histórico.

¿Cómo fue el rodaje y qué ha supuesto estos personajes para vosotras?

Natalia: Estoy encantada y emocionada de haber interpretado este personaje. Es lo que siempre se dice, pero he conectado con el mensaje de la historia de esta película. Siento que “he crecido com persona”. El sentir el poder del amor en un mundo donde ha tanto odio ha sido muy especial.

Greta: Me he sentido muy cómoda. Para mí ha sido un reto muy grande. El rodaje ha sido muy bonito. Ha sido un placer estar con Natalia e interpretar a estas mujeres que tienen una fuerza brutal.

Isabel: Con Natalia hablé de este proyecto hace tres años, en unos Goya. Le dije: “tengo un proyecto que me gustaría mandarte”. Y cada 6 meses le decía: “todavía no sale, pero lo haremos seguro”. A Greta le conozco desde que ella tenía 8 años. Un día la vi llorando delante del espejo y le pregunté que qué le pasaba. Ella me dijo que quería saber que cómo se llora. Entonces me dije: “esta chica es una actriz”.

Con las dos surgió algo especial. En un momento de los ensayos les dije que se escribieran unas cartas de amor, como si estuvieran viviendo en la distancia una de la otra. Ellas lo hicieron y son las cartas de amor más bonitas que haya podido leer. De hecho, las incluimos en la película.

¿Cómo ha sido rodar una película que se va a echar directamente en televisión, sin pasar por cines?

Isabel: Si me preguntas si me gustaría que todo el mundo llenase las salas de cine, pues sí; sin embargo, si me dices que gracias a estas plataformas esta historia puede llegar a todo el mundo, a 190 países, pues también estoy encantada. Para mí, técnicamente, a la hora de rodar lo hago de la misma manera.

Elisa y Marcela

¿Cómo ha sido la parte técnica?

Isabel: La película se ha rodado en blanco y negro. Siempre me la imaginé así desde las primeras fotos que vi de Elisa y Marcela. Con la directora de fotografía, Jennifer Cox, vimos muchas películas de los años 30. Teníamos un referente en La Reina Kelly de Erich von Stroheim (1929). Nos gustan los claroscuros, y la satisfacción y sensualidad que esta película respira.

“Elisa y Marcela” es una historia que transmite ternura, amor y pasión sexual. No es la sexualidad entre mujeres como la de “La Vida de Adèle” donde te imaginas un director “pajeándose” detrás de la cámara. La sexualidad en Elisa y Marcela está basada en el descubrimiento de la piel para defenderse de un mundo hostil.

En relación a la banda sonora, Sofía Oriana, ha hecho una música, que es un homenaje al mundo portugués que entendió quiénes era Elisa y Marcela.

¿Cuál es la reflexión homosexual que has hecho en esta película?

Isabel: El otro día una taxista me contó hace poco, que alguien se montó y le preguntó que cómo es que le habían dado carné. ¿Una mujer no puede ser taxista?

Parece que se han superado ciertas barreras, pero en 73 países en el mundo la homosexualidad es ilegal, penada con cárcel; en 13 países, está penada con la muerte. La realidad es que no es algo tan “normal”. Cuando la gente se relaje y respete que si yo digo que me gusta “un pulpo y me gusta vivir con un pulpo” y no digan nada, será entonces cuando superemos este tema.

Estuve en contacto con asociaciones de mujeres y colectivos LGBT de A Coruña,  a los que como agradecimiento vamos a poner fotos de chicas casándose. Hay que elegir 60 o así (lo confirma con el montador, Bernat Aragonés). Eso sí, yo soy alérgica a la bodas, y más a las vestidos clásicos, tipo “Pronovias”, pero entiendo que se quieran casar.

¿Es comparable esta película con Carmen y Lola?. Las dos directoras mujeres, historia de dos chicas, …

Cada una cuenta su historia. Elisa y Marcela no es sólo una historia de amor, sino de un afán de legitimación. Es una historia única, la primera boda de dos mujeres.

¿Tu película pretende ser bandera de algo?.

La historia tiene valor en sí misma. Soy alérgica a las banderas. Elisa y Marcela están en un entorno hostil y para poder casarse armaron un plan inteligente, complicado y bien pensado.

Elisa y Marcela 2

¿Y el tema Cataluña?.

Buff, en La Librería me salpicó, pero lo bueno de meterme con el rodaje de Elisa y Lola, es que cuando ruedo me meto de lleno y me olvido del resto del mundo. Lo mío es el cine y el resto es whisky barato.

 

 

 

 

 

Anuncios