2019 Sebastiane Latino

DESCUBRIENDO A LEMEBEL, REFERENTE DE LA JUVENTUD LATINA

lemebel copia

Descubriendo a Lemebel porque a pesar de su muerte sigue siendo un referente para la juventud latina de izquierdas y una voz queer antes incluso de crearse el concepto.

Nicolás Subirán

Pedro Lemebel, Pedro Segundo Mardones Lemebel, (en palabras de Pedro: “el Lemebel es un gesto de alianza con lo femenino, inscribir un apellido materno, reconocer a mi madre huacha desde la ilegalidad homosexual y travesti”) nació en Santiago de Chile en 1952 y murió en 2015 y dice la wikipedia que fue un escritor, cronista y artista plástico.

Pero su muerte sólo ha radicalizado la adopción de un creador total y contestatario por parte de los más jóvenes en Chile y Latinoamérica. Es una voz incomoda en la izquierda y una bestia negra a abatir, aún muerto, para las derechonas, empezando por la chilena.

Lemebel fue un comunista que acabó alejándose del partido (no de las personas). Porque él parte desde su marginalidad autobiográfica  para ser un referente de la literatura homosexual o de los actos artísticos contestatarios. Esto le ha convertido en incomodo para todos. De ahí su adopción por los jóvenes que quieren cambios. Joanna Riposi se acerca a la persona, en su documental para explicar, al creador y la entidad que tomó más allá de la performance.

Lemebel es uno de los autores chilenos más traducidos y conocidos fuera de Chile. El hijo de un panadero y una mujer que con sus hermanos  emigra del barrio marginal donde nacieron a otro obrero. El estudiante de formación profesional que acaba en Artes plásticas. Además de autor literario fue cronista de periódicos y revistas de izquierdas. Ese niño, que se disfrazaba y adoraba a su madre, condujo programas radiofónicos que sacaron a los gays del armario chileno. Acabó su vida dando conferencias y dictando lecciones en Harvard y Stanford. Momento elegido por Reposi para dar un quiebro en su documental y mostrar que bajo las formas queer de Lemebel hay verdad de las que atrapan por su sinceridad y calidad intelectual no impostada.

Es también el cofundador de Las Yeguas del Apocalipsis en 1987, junto a Francisco Casas, poeta, artista y por entonces estudiante de literatura. El  dúo artístico y performántico se caracterizó por sabotear lanzamientos de libros y exposiciones de arte, apareciéndose de manera sorpresiva y provocadora, instalándose como un fenómeno de contracultura en Chile.

La primera intervención de Las Yeguas del Apocalipsis fue en 1987, cuando aparecieron en la Feria del libro de Santiago vestidas como damas de Cema Chile (fundación que dirigía Lucía Hiriart, esposa de Pinochet), repartiendo panfletos sobre el sida, acción de la cual no hay registro. La primera registrada fue la tarde del sábado 22 de octubre de 1988, durante la segunda entrega del Premio Pablo Neruda, al poeta Raúl Zurita en La Chascona. En medio de la ceremonia, Lemebel y Casas aparecieron ofreciendo a Zurita una corona de espinas, que no fue aceptada por el poeta.

Las acciones se repiten culminando  con su acción De qué se ríe, presidente, durante un encuentro de intelectuales con el candidato presidencial Patricio Aylwin. Este sería al año siguiente el primer presidente de la recobrada democracia chilena. En este debate sobre la futura cultura en democracia subieron al escenario con tacones y plumas, alzando un lienzo que decía «Homosexuales por el cambio». Bajando del escenario, además, Francisco Casas se precipitó sobre el entonces candidato a senador, y futuro presidente de Chile, Ricardo Lagos, dándole un beso en la boca.

yeguas del apocalipsis.

En 1994, Lemebel participó en el Festival Stonewall de Nueva York dando origen a su icónica foto con las jerengulillas.

​En 1995 publicó  su primer libro La esquina es mi corazón, recogiendo sus colaboraciones en prensa. Con el comienza una obra donde parte siempre de su origen gay de clase baja desde donde encuentra siempre su voz, que acaba siendo incomoda para todos. Por eso literariamente hay que esperar a Roberto Bolaño y le reivindicación que hace de Pedro Lemebel para que se le publique, traduzca y reconozca. Cuando  2001 publicó su primera novela, Tengo miedo torero, una difícil historia de amor contextualizada durante el atentado contra Augusto Pinochet ocurrido en 1986. Para la presentación del libro, Lemebel apareció vestido de rojo intenso y con un tocado de plumas, en una ceremonia con un amplio público conformado por seguidores, políticos, cineastas, periodistas, y muy pocos escritores. Esta obra estuvo más de un año entre los libros más vendidos de Chile y tuvo un gran reconocimiento internacional, siendo traducida al inglés, el francés y el italiano.

​En 2011 se le diagnosticó un cáncer de laringe que el llevaría a la muerte. Pero siguió dando conferencias, recibió en 2013 el Premio José Donoso que dedicó a su gran amiga, a la fallecida Gladys Marín y a sus lectores pertenecientes a la clase obrera. Ya en la etapa final de su enfermedad, Pedro Lemebel apareció sorpresivamente y por última vez en una actividad masiva organizada por el mundo artístico para rendirle homenaje. Fue el 7 de enero de 2015, en la Noche Macuca, realizada en el Teatro de  Centro Cultural Gabriela Mistral (GAM). Fue desde la Fundación Arturo López Pérez, hospital donde estaba internado y donde moriría el  23 del mismo mes. Para entonces Joanna Reposi llevaba siete años de registros sobre él que han  dado lugar al documental candidato el 7 Sebastiane Latino.

No soy Pasolini pidiendo explicaciones
No soy Ginsberg expulsado de Cuba
No soy un marica disfrazado de poeta
No necesito disfraz
Aquí está mi cara
Hablo por mi diferencia
Defiendo lo que soy
Y no soy tan raro
Me apesta la injusticia
Y sospecho de esta cueca democrática
Pero no me hable del proletariado
Porque ser pobre y maricón es peor
Hay que ser ácido para soportarlo
Es darle un rodeo a los machitos de la esquina
Es un padre que te odia
Porque al hijo se le dobla la patita
Es tener una madre de manos tajeadas por el cloro
Envejecidas de limpieza
Acunándote de enfermo
Por malas costumbres
Por mala suerte
Como la dictadura
Peor que la dictadura
Porque la dictadura pasa
Y viene la democracia
Y detrasito el socialismo
¿Y entonces?

¿Qué harán con nosotros compañero?
¿Nos amarrarán de las trenzas en fardos
con destino a un sidario cubano?
Nos meterán en algún tren de ninguna parte
Como en el barco del general Ibáñez
Donde aprendimos a nadar
Pero ninguno llegó a la costa
Por eso Valparaíso apagó sus luces rojas
Por eso las casas de caramba
Le brindaron una lágrima negra
A los colizas comidos por las jaibas
Ese año que la Comisión de Derechos Humanos
no recuerda
Por eso compañero le pregunto
¿Existe aún el tren siberiano
de la propaganda reaccionaria?
Ese tren que pasa por sus pupilas
Cuando mi voz se pone demasiado dulce
¿Y usted?
¿Qué hará con ese recuerdo de niños
Pajeándonos y otras cosas
En las vacaciones de Cartagena?
¿El futuro será en blanco y negro?
¿El tiempo en noche y día laboral
sin ambigüedades?
¿No habrá un maricón en alguna esquina
desequilibrando el futuro de su hombre nuevo?
¿Van a dejarnos bordar de pájaros
las banderas de la patria libre?
El fusil se lo dejo a usted
Que tiene la sangre fría
Y no es miedo
El miedo se me fue pasando
De atajar cuchillos
En los sótanos sexuales donde anduve
Y no se sienta agredido
Si le hablo de estas cosas
Y le miro el bulto
No soy hipócrita
¿Acaso las tetas de una mujer
no lo hacen bajar la vista?
¿No cree usted
que solos en la sierra
algo se nos iba a ocurrir?
Aunque después me odie
Por corromper su moral revolucionaria
¿Tiene miedo que se homosexualice la vida?
Y no hablo de meterlo y sacarlo
Y sacarlo y meterlo solamente
Hablo de ternura compañero
Usted no sabe
Cómo cuesta encontrar el amor
En estas condiciones
Usted no sabe
Qué es cargar con esta lepra
La gente guarda las distancias
La gente comprende y dice:
Es marica pero escribe bien
Es marica pero es buen amigo
Súper-buena-onda
Yo no soy buena onda
Yo acepto al mundo
Sin pedirle esa buena onda
Pero igual se ríen
Tengo cicatrices de risas en la espalda
Usted cree que pienso con el poto
Y que al primer parrillazo de la CNI
Lo iba a soltar todo
No sabe que la hombría
Nunca la aprendí en los cuarteles
Mi hombría me la enseñó la noche
Detrás de un poste
Esa hombría de la que usted se jacta
Se la metieron en el regimiento
Un milico asesino
De esos que aún están en el poder
Mi hombría no la recibí del partido
Porque me rechazaron con risitas
Muchas veces
Mi hombría la aprendí participando
En la dura de esos años
Y se rieron de mi voz amariconada
Gritando: Y va a caer, y va a caer
Y aunque usted grita como hombre
No ha conseguido que se vaya
Mi hombría fue la mordaza
No fue ir al estadio
Y agarrarme a combos por el Colo Colo
El fútbol es otra homosexualidad tapada
Como el box, la política y el vino
Mi hombría fue morderme las burlas
Comer rabia para no matar a todo el mundo
Mi hombría es aceptarme diferente
Ser cobarde es mucho más duro
Yo no pongo la otra mejilla
Pongo el culo compañero
Y ésa es mi venganza
Mi hombría espera paciente
Que los machos se hagan viejos
Porque a esta altura del partido
La izquierda tranza su culo lacio
En el parlamento
Mi hombría fue difícil
Por eso a este tren no me subo
Sin saber dónde va
Yo no voy a cambiar por el marxismo
Que me rechazó tantas veces
No necesito cambiar
Soy más subversivo que usted
No voy a cambiar solamente
Porque los pobres y los ricos
A otro perro con ese hueso
Tampoco porque el capitalismo es injusto
En Nueva York los maricas se besan en la calle
Pero esa parte se la dejo a usted
Que tanto le interesa
Que la revolución no se pudra del todo
A usted le doy este mensaje
Y no es por mí
Yo estoy viejo
Y su utopía es para las generaciones futuras
Hay tantos niños que van a nacer
Con una alíta rota
Y yo quiero que vuelen compañero
Que su revolución
Les dé un pedazo de cielo rojo
Para que puedan volar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s