2019 Sebastiane Latino

Second Star on the Right, ¿VISIBILIDAD vs BI-SI-BILIDAD?

¿VISIBILIDAD vs BI-SI-BILIDAD?

¿VISIBILIDAD vs BI-SI-BILIDAD?

Second Star on the Right y la Representación Bisexual en Cine y Televisión

Este boom de cine LGTB que comenzamos a ver en la actualidad ¿es suficiente para representar al colectivo por completo?. “¡NO!” Responden al unisono los miembros del grupo Bisexual de la Federación Estatal LGTB (FELGTB)  Cierto, durante la última década ha ido aumentando la exposición LGTB en las carteleras de cine y en los canales de televisión, así como en los VOD (Videos a demanda) como Netflix, HBO, Movistar+, etc. Y con ello, la representación de los colectivos e individuos que lo componen. Algunos grupos dentro de este ámbito han recibido mayor visibilidad mediática, dejando atrás muchos de los estereotipos atribuidos a sus identidades, mientras que otros, el grupo Bisexual, entre ellos, soportan año tras año ver muchas nociones cansinas de su sexualidad y de sus relaciones: es una fase, una experimentación, un acto de rebeldía; así como, son unxs indecisxs o inmadurxs…

  “Encontramos una escasez de representación adecuada y referentes bisexuales en los medios”

Es por esto que peliculas y series que vemos este año como Second Star on the Right (SSOTR) (La segunda estrella a la derecha) de la directora española Ruth Caudeli, la serie británica, The Bisexuals (UK, Channel 4, 2019- ) o la segunda temporada de la serie Skam, (España, Movistar+, 2018) resultan tan necesarias. A través de sus personajes, cinematografía y narrativa, dichas producciones están realizadas desde una perspectiva personal que muestra una realidad y dan visibilidad  criticando las nociones erróneas que aún hay que soportar como colectivo invisible. El colectivo  que se identifica con la B de LGTB.

Desde el primer minuto de Second Star on the Right, es obvio que las características más destacadas de la protagonista son su sexualidad, su edad y su personalidad; así como la manera que estas afectan a los acontecimientos que se relatan.

“Conocemos a Emilia – mujer treintañera, bisexual e inmadura- que junto con las otras amigas de la cuadrilla Clara y Renata, celebran la despedida de soltera de su amiga Angelica. Ellas parecen haberlo logrado todo: trabajo, familia, hijos… Al contrario que Emilia, que sigue en casa de su madre y en una relación muy inestable con [su novia] Mariana. La catarsis en su vida comienza cuando pierde su trabajo como profesora de actuación en un colegio mediocre; esto afecta a sus relaciones hasta el punto de desvelar la verdadera insatisfacción de Emilia con su vida y sacando a la luz quien es ella realmente.”

Al exponer estas tres cualidades en el comienzo de la sinopsis, Caudeli trata de conglomerar dentro de Emilia los prejuicios y percepciones de ciertos grupos de individuos: mujeres, jovenes y  bisexuales, haciéndola parecer irritante hasta el agobio. En la pelicula, Caudeli parte de la despedida de soltera de su amiga Angelica donde se comienzan a destapar los problemas de Emilia con sus relaciones en tanto a amistades, trabajo o relaciones personales… Dando tal importancia a la bisexualidad que se dirige al colectivo en un claro referente a la relevancia necesaria para que la audiencia interprete con todo su valor esta orientación e identidad.  Por lo tanto la faceta predominante y destacable de Emilia no es tanto su declarada bisexualidad sino su inmadurez. O, no es La segunda estrella a la derecha, el mismo título, una referencia directa al País de Nuncajamas, del eterno niño Peter Pan, donde parece que Emilia reside durante el transcurso de la película.

“SEGUNDA ESTRELLA A LA DERECHA Y DIRECTA HASTA LA MAÑANA”

Vemos en los otros dos estrenos de este año, una urgencia similar para representar claramente, en primera persona, a mujeres jovenes bisexuales como protagonistas; Laila (The Bisexuals) o de Cris (segunda temporada de Skam).

A su vez, las tres protagonistas, menores de 30 años muestran a menudo características infantiles para su edad. Como si en la realización se hubiesen dado cuenta que a veces es necesario sobreusar una prenda antes de deshacerse de ella. Debido a la escasez de representación de personajes bisexuales, en los medios, la audiencia heterosexual asocia a menudo la identidad bisexual a comportamientos infantiles y caprichosos. Para mostrar que no es asi en todos los casos, a veces hay que mostrar lo absurdo que resulta de esa manera de pensar.

En el caso de la adaptación española de Skam (originalmente es noruega),  su repeesentación de la juventud española, ha tenido una recepción muy positiva entre el colectivo LGTB. Desde la primera temporada, conocemos a Cris, una adolescente bisexual, mostrando la aceptación y normalización de su identidad en los institutos. Los product ores han dado un paso mas en la segunda temporada al producirla desde el punto de vista de Cristina. Mostrando esta realidad en primera persona para que la juventud actual no se mantenga en los estereotipos y nociones de generaciones anteriores. 

Por otra parte, Desiree Akhivan en The Bisexuals demuestra que una imagen vale mas que mil palabras en su exposición de la bisexualidad de Leila. El punto de partida son sus relaciones, y aunque sin expresarlo verbalmente, sus expresiones y actitudes revelan su posición. Pero luego no se centra  en la bisexualidad de Leila.  Akhivan, la orientación de Leila como ayuda narrativa para criticar conceptos erróneos, fobias o tabúes sociales sobre  la libertad de expresión corporal y sentimental que se da en las mujeres milenials actuales.

Tanto los personajes, en este caso el de Emilia en SSOTR, como la historia de la película, podrían ser interpretada con distintas perspectivas. Por una parte, como una representación general de la juventud actual y las mujeres bisexuales, por otra, como una historia individual de una persona bisexual frente a otras que no lo son. A pesar de dichas interpretaciones, es importante ver que curso sigue la directora durante la producción, y ver su visión y su motivación en la realización del film.

Ruth Caudeli

Ruth Caudeli es una directora joven, con dos cortometrajes y una ópera prima Eva + Candela (¿Como te llamas?) película colombiana estrenada el año pasado (2018). En todas ellas reitera su interés sobre las relaciones entre mujeres. En su primer caso, la relación lésbica entre Eva y Candela y como esta termina; en la que nos ocupa, la bisexualidad de Emilia y su efecto en su relación  con Mariana. Eva + Candela tuvo cierto éxito tanto local como internacionalmente en festivales LGTB internacionales como Outfest (Los Angeles) y Lesgaicinemad (Madrid) asentado a la directora como un referente del cine de mujeres LGTB en Colombia.

En ambas películas, no solo repite elenco con Silvia Varon (Eva y Emilia) y Alejandra Lara (Candela y Mariana), con las que ha forjado buenas relaciones, sino también el tema central.  A pesar de la importancia que tiene su sexualidad, es la caprichosa inmadurez de Emilia lo que determina el deterioro de sus relaciones humanas. “Hay mucho desconocimiento por parte de la sociedad de cómo es el día a día de las parejas LGBT y, sobre todo, hay muchos tabúes al respecto.” Emilia es la personificación de los deseos ocultos, el comportamiento y las acciones espontaneas y egoístas que socialmente ocultamos sentir; sea cual sea la edad u orientación sexual. “Romper con esos mitos absurdos que sabemos que gran parte de la sociedad todavía tiene”. Ruth Caudeli insiste en esto como su punto de partida  personal para hacer la película desde facetas de la realidad y las relaciones de su gente cercana. Pero su cine también se puede ver como una exposición y desobediencia de las creencias erróneas del colectivo bisexual.

A pesar del océano que separa a ambas realizadoras, la plataforma o la cultura hay muchísimas cuestiones que Ruth Caudeli y Desiree Akhavan comparten en sus historias. A parte del tema relacional destaca el reflejo de la bifobia que a las que someten a sus protagonistas. En la cuestión de las relaciones, en ambos casos, tras salir de una relación homosexual comienzan a experimentar con el genero opuesto. No ocurre siempre y cabe recordar que son partes de una representación. Por parte en la bifobia lo que sorprende, es que los comentarios fóbicos ante la orientación sexual viene por parte de las amigas lésbicas de ambas protagonistas.  Es una critica dura hacia otros grupos de LGTB revelando que a menudo la bifobia, en este caso hacia las mujeres, no viene del heteropatriarcado, sino de personajes lésbicos los que criminalizan ante esta orientación.  Las dos protagonistas tienen actitudes comunes en su comportamiento dentro de sus  relaciones sentimentales con sus parejas estables homosexuales y sus encuentros amorosos de una noche que declaran una “rebeldia” bisexual.

En SSOTR Ruth Caudeli pone la fotografía y la música de la película al servicio de la narración. Las imágenes de archivo, el uso monocromático y a veces del color y la banda sonora son recursos cinematográficos usados por Caudeli desde que se inicia la película, para imbuir a la audiencia en la psicología y personalidad de Emilia. La imagen de archivo es un recurso creativo, empleado a menudo en el cine experimental y el documental: insinúa la vuelta al pasado y refleja una dificultad del realizador o sus personajes para vivir en el presente. Al comenzar y finalizar la película con películas caseras de la despedida de soltera de Angélica, busca destacar esto en Emilia. Así permite acercar al espectador a la protagonista como una anti-heroína; chica joven que rechaza madurar, vive en el pasado y no acepta la cruda realidad de su presente. Propone a la vez una yuxtaposición del color entre las escenas de blanco y negro que dominan. La directora subraya con ello que la película nos muestra  una joven que vive una fase de su vida un tanto oscura. Las únicas escenas en color son aquellas en las que Emilia parece más feliz, o está de fiesta o completamente borracha. Los momentos puntuales en que se inhibe de sus sentimientos y su realidad.  La  banda sonora acaba de recalcar esta noción de anclaje psicológica en el pasado. Es reconocible como aquella de la época de juventud de los milenials (tanto españoles como latinos)

Ante una representación mediática de referentes bisexuales escasa y  cuando se da con personajes de segundo plano, ocultos o plagados estereotipos cansinos. Estas dos series de televisión y esta candidata al 7 Sebastiane Latino, emiten un rayo de esperanza. Nos proponen producciones que visibilizan sexualidades, critican estereotipos y crean referentes bisexuales.

Son relaciones y realidades individuales, contadas en primera persona con las que empatizar como espectador y desterrar en nosotros encubiertas bifobias o prejuicios que nos acompañan. Eso sí, tanto Ruth Caudeli como las otras dos directoras, no pretenden representar a todo el colectivo bixesual con sus personajes. Si no más bien indicar que su sexualidad es importante pero no las define, hay otras características más definitorias. En el caso de la Emilia de SSOTR fracasa en sus relaciones no por su sexualidad sino por un comportamiento evitativo ante la realidad y sus relaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s