ARTURO MONTENEGRO DIRECTOR DE TODOS CAMBIAMOS

ME PARECE DE UNA TRISTEZA ROTUNDA TENER QUE OCULTARTE CASI TODA UNA VIDA

Arturo Montenegro se ha hecho un hueco en el cine Panameño. Sus historias, su humor, su ojo para la comercialidad de un producto, le ha hecho merecedor de ese puesto. Todos cambiamos es una película sobre un padre de familia que descubre su transexualidad. Ha sido elegida por Panamá para ser su representante en los Oscars y lo han hecho con la primera película sobre transexualidad creada en el país.

Hoy charlamos un rato con él.

¿Cómo y de dónde surge Todos cambiamos?

Surge de un dolor muy profundo dentro de mi, en Panamá, como en muchos países de latinoamérica, el colectivo LGBTQ+ sufre a diario todo tipo de ofensas, maltratos y humillaciones por ser quienes somos, por el simple hecho de respirar.

Esta es la primera película en el país que visibiliza la transexualidad, ante la mirada de una sociedad mayormente hostil y de instituciones para la cuales el derecho a la libertad y el ser, así como los derechos civiles, son exclusivos de un grupo específico de personas, entre las cuales la comunidad trans, ni ninguna persona no heterosexual, está incluida.

¿Porqué nos presentas a tus personajes como una pareja que practican el Cross Dressing?

“Es un proceso”, como dice Lizzie. Para mi cuestionar el concepto de amor era esencial. ¿Hasta dónde somos capaces de amar?. Se habla siempre de amor incondicional, pero ponemos condiciones. Para Carol empieza como una especie de juego y luego Federico necesita ser Lizzie, ella entonces pone condiciones, no está preparada para ver a su marido hacer el viaje. Esto pone a prueba a toda la familia.

Después desarrollas el drama familiar cuando el padre sale del armario Trans. ¿ Por qué te interesa esta manera de abordar esta historia de transición?

Me parece de una tristeza rotunda tener que ocultarte casi toda una vida. Federico forma parte de una generación completa de personas en latinoamérica a las que se les ha negado toda posibilidad de ser quienes realmente son, porque la sociedad acusadora, el estado autoritario y la religión cómplice les ha obligado.

A pesar de la dureza de algunas situaciones, tu película se resiste a la oscuridad es muy luminosa ¿Cuál es la razón?

Me gustaría contar una anécdota que nos ocurrió en una premiere con mujeres trans, al finalizar una de ellas se acercó a mí, con lágrimas y me dijo: “nosotras también tenemos derecho a tener nuestro cuento de hadas… Nosotras también podemos tener una familia, un trabajo decente y construir una vida”, por eso es luminosa, quería mostrar que una vida digna para el colectivo trans es posible.

Que conste que me encanta pero ¿Todos cambiamos no es a veces un poco Naïf?

Todos lo somos un poco, es una búsqueda constante y hay una etapa de ingenuidad por la que atravesamos. Me encantó rodearlos de belleza,que el espectador fuese testigo de algo nuevo: una familia trans que se ama y permanece unida es algo hermoso para ver.

¿Los núcleos familiares pueden salvarte o destruirte?

Las dos cosas. Lo cierto es que cuando tienes el respaldo de tu familia, la vida parece distinta, tiene otro color y eres capaz de mucho. El en el caso de Lizzie es su hijo quien le acompaña a Tailandia a la reasignación de sexo.

No solemos ver mucho cine panameño por aquí. ¿A qué crees que se debe?

Es un cine nuevo. La industria está en crecimiento pero con paso firme.

¿Cómo ha sido aceptada la película en Panamá?

Por un lado recogen firmas para que no puedan verla los menores, por otro os eligen para representar a Panamá en los Oscars. ¿ Un poco locura el viaje?

Esto demuestra una clara polarización de la población, la lucha ocurre en estos precisos momentos. Hemos sido noticia mundial durante la crisis del Covid 19 por ser un país donde la cuarentena se hace por sexo: los hombres martes, jueves y sábado y las mujeres los lunes, miércoles y viernes. La comunidad trans no es considerara en la medida impuesta por el gobierno, por lo tanto es una flagrante violación a los derechos humanos. Como dices es todo muy LOCO.

Dinos ¿Qué cine te gusta? ¿Cuáles son tus referentes?

Bueno, puedo hablar horas del cine que me ha marcado. Me encanta una buena historia sin importar el género. Referentes: Giuseppe Tornatore, Fellini, Paul T. Anderson, Asghar Farhadi, Claude Chabrol y de España Fernando León de Aranoa y Pedro Almodóvar.

Arturo Montenegro

¿Qué es lo mejor que te ha traído Todos cambiamos?

Lo mejor ha sido ser parte de un movimiento vivo de personas dispuestas, más que nunca, a luchar contra la discriminación y a tomar acción contra las injusticias que siguen cometiendo a diario en nuestro país. También los premios de la película y lo que ello representa para nuestro cine.

Arantxa de Juan, protagonista de Todos Cambiamos

Arantxa de Juan está impresionante. ¿Cómo llegas a ella? ¿Porqué una mujer para el papel?

Estuve en Casa América en Madrid presentando otra película y entre el público estuvo Arantxa de Juan, al final se acercó para felicitarme y me invitó a ver su puesta en escena sobre un fragmento de la vida de la italiana Ana Magnani, me impresionó su habilidad artística y las distintas capas emocionales.

Cuando empezamos el proceso de selección de talento para Todos Cambiamos, sabíamos que queríamos una actriz mujer porque queríamos que el público viera a Lizzie como lo que es: una mujer. Fue todo un reto y sabía que Arantxa se entregaría completamente.

Por Lander Bergés .

Escrito por

Premios LGTB dados en el Festival de cine de San Sebastián por Gehitu, asociación LGBT del País Vasco