CRISTIANE OLIVEIRA HABLA DE A PRIMEIRA MORTE DE JOANA

CRISTIANE OLIVEIRA: ES EL RETRATO DE TRES GENERACIONES DE MUJERES QUE ESTÁN APRENDIENDO A RESPETARSE

Entrevista: Lander Bergés

Cristiane Oliveira

¿Cómo surgió la idea de A primeira morte de Joana?

La primera idea fue inspirada por una mujer que era muy cercana a mí y que nunca tuvo una relación sentimental y murió virgen a los 70 años. Su historia realmente me conmovió. Los otros personajes también provienen de mis experiencias personales, así como de las experiencias personales de Silvia Lourenço, la co-escritora. Recordamos la violencia que naturalizamos en nuestra educación y pensamos en los factores que permean la construcción de nuestros afectos, como las expectativas sociales de género, los prejuicios sobre la orientación sexual, el racismo y el clasismo.

¿Quién es Joana? ¿Y cómo encontraste a tu Joana?

Joana es una niña de 13 años que exige información para comprender sus sentimientos y buscará (incluso contra sus propios prejuicios) vivir de acuerdo con lo que siente que es natural para ella. Este espíritu libre lo encontré en Letícia Kacperski, una chica que estaba muy interesada en el arte en general y ya estaba enamorada de la actuación, habiendo tenido experiencias en obras de teatro escolares. La conocimos después de una investigación de casting con alrededor de 60 chicas hecha por Nadya Mendes, quien también es una actriz sensible y creo que también ayudó.

¿Podríamos decir que es una película sobre la pérdida de la inocencia?

No veo a Joana como alguien que pierde algo y creo que en todas las épocas somos capaces de vivir experiencias que pueden cambiar nuestra realidad. Depende de cómo te dejes abrirte al mundo que te rodea. Veo a Joana como alguien que es abierto y no acepta respuestas fáciles. Tendemos a mirar a los adolescentes como si fueran inocentes que luego descubrirán los problemas reales. Pero sus problemas son reales y son grandes problemas para ellos, al igual que los nuestros para nosotros. Ya tienen una personalidad fuerte que hay que respetar y hay que aprender a no mirarlos desde arriba sino a dialogar con ellos de igual a igual. La película retrata a tres generaciones de mujeres. Todos sufren algún tipo de prejuicio relacionado con sus afectos y están aprendiendo a respetarse.

¿Cómo contrasta el mundo de adultos y niñas en la película?

Los adultos tienden a evitar ciertos temas cuando tratan con niños y adolescentes, como si aún no fueran capaces de aprender. Sin embargo, cuando surge la curiosidad, significa que están listos. Todas las personas tienen derecho a recibir información adecuada, incluida la sexualidad. Joana no está satisfecha con las respuestas que los adultos le dan a sus preguntas, por eso crea un universo particular que la ayuda a elaborar sus propias respuestas. El mundo de las niñas parece más inventivo, pero Joana descubrirá que las mujeres mayores también viven sus fantasías a su manera.

Joana comienza a sentirse atraída por otra chica, quiere entender lo que le está pasando, pero ¿a quién puede acudir?

Las inseguridades propias de la adolescencia llevan a Joana a guardarse para sí lo que siente. Esto se agrava por el miedo a enfrentar la violencia que sufre Carolina en su comunidad. Presiona a Carolina para que haga algo al respecto, pero su amiga tiene demasiado miedo. Joana no sabe exactamente cómo ayudar, pero encontrará la fuerza que necesita cuando resuelva el misterio sobre el pasado de su tía abuela.

Los adultos siguen diciéndole a Joana cómo hacer las cosas mientras ellos hacen todo lo contrario. ¿Ve ese doble rasero en la sociedad brasileña?

Brasil es un país grande con diferentes culturas en su interior y creo que en toda comunidad conservadora se pueden crear prejuicios para controlar a las personas y facilitar el trabajo a quienes tienen el control. Los prejuicios pueden hacer que las personas vivan una doble vida por miedo a la violencia. Brasil tuvo muchos logros en materia de derechos humanos en las últimas décadas, sin embargo, no tenemos un plan nacional de educación sobre ciudadanía íntima y este es el origen de muchos problemas. No se vislumbra que los niños aprendan en la escuela sus derechos y responsabilidades con respecto a su cuerpo, sus afectos, como ocurre en la educación de algunos países europeos. Aquí, la sexualidad generalmente se enseña en relación con el embarazo y las enfermedades, pero es mucho más que eso. Entonces, sin la información adecuada, son fácilmente atrapados por los prejuicios y la violencia y se necesita un poco de esfuerzo para convertirse en un adulto más consciente.

La madre de Joana es un personaje tremendo. Sus miedos, su fanatismo … nos hace entender un poco mejor esa sociedad que vota por Bolsonaro. ¿Podrías hablarnos de ella? Nos da la sensación de que la generación de las abuelas es más abierta que la de sus hijos y nietos. ¿Existe una generación Bolsonaro?

Brasil es una democracia joven, por eso encontramos personas que quieren un salvador que imponga el orden y no están dispuestas a abrazar las herramientas democráticas para involucrarse en las luchas y negociaciones por las necesidades colectivas. La falta de apoyo del Estado podría ayudar a fortalecer el fanatismo para quienes tienen necesidades básicas. Por otro lado, dentro de algunos grupos religiosos hay personas que trabajan por los derechos humanos y participan en acciones colectivas para mejorar la inclusión en sus comunidades. Entonces, es muy complejo y nuestros personajes son un vistazo de este crisol: los prejuicios no están relacionados con una generación o religión específica. Diferentes tipos de opresión combinados crean diferentes tipos de violencia. Lara es un personaje que representa ese tipo de estructura familiar en la que los conceptos de autonomía chocan frecuentemente con los conceptos de cuidado y lo que se ve como protección puede ser en realidad una forma de violencia.

Los molinos de viento. Las figuritas, el ala delta. ¿Podrías contarnos un poco sobre la importancia de los símbolos y los espacios en su historia?

Cuando creo el universo de un guión, cada objeto, cada paisaje, cada lugar son formas de hablar más sobre el mundo interior de los personajes sin palabras. Sus significados se pueden ver en diferentes perspectivas según el trasfondo del espectador e incluso según el trasfondo de cada personaje. Esta es su importancia, agregar capas a la historia y crear aperturas para que la mente del espectador se sumerja en la película.

Finalmente, si pudieras pedir un deseo por “A primeira morte de Joana”, ¿qué desearías?

Me gustaría que “A Primeira Morte de Joana” se pudiera utilizar como una herramienta para discutir la complejidad de nuestra sociedad con los jóvenes en las escuelas, una herramienta para ayudar a promover la diversidad; para que no tengamos que hablar de coraje en el futuro cuando hablemos sobre expresar lo que somos naturalmente.

Cristiane Oliveira

@aprimeiramortedejoana

facebook.com/APrimeiraMortedeJoanaFilme

Escrito por

Premios LGTB dados en el Festival de cine de San Sebastián por Gehitu, asociación LGBT del País Vasco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s