MADIANO MARCHETI HABLA DE MADALENA

MADIANO MARCHETI:

MADALENA ES SOBRE UN LUGAR FÍSICO, EL MATO GROSSO, Y EL “LUGAR” DE LA EXPERIENCIA LGTBQIA+ ALLÍ.

Entrevista: Lader Bergés

Madiano Marcheti

¿Cómo surgió Madalena?

La idea de la película nació de un deseo de reflexionar sobre temas que son específicos de la región donde crecí y que, incluso hoy, se filman muy pocas veces o no se discuten lo suficiente en Brasil. Vengo de la parte norte de Mato Grosso, una parte de la frontera agrícola de Brasil que, en los últimos sesenta años, se ha transformado totalmente. Durante la dictadura militar de las décadas de 1960 y 1970, el gobierno patrocinó campañas masivas para alentar a las familias a migrar al sur del Amazonas para poblar la región y crear un centro para la agricultura y la ganadería. Soy plenamente consciente de que mi familia y yo somos el resultado de esta reciente ola migratoria; y si bien estoy orgulloso de mis orígenes, tendría que ser ciego para no reconocer que el modelo de desarrollo aplicado a la región ha tenido consecuencias devastadoras para la población indígena local, así como para el medio ambiente, además de ser dolorosamente desigual. Por eso Madalena siempre ha sido esencialmente una película sobre un lugar, sobre el lugar del que vengo, sobre cómo su reciente metamorfosis ha afectado el paisaje natural y las personas que allí hacen su vida. Pero también es una película sobre un tipo diferente de “lugar”, a saber, la experiencia de ser una persona LGBTQIA + en esta parte de Brasil. En Brasil, las personas trans son asesinadas con una frecuencia alarmante. Dado mi objetivo de abordar el impacto de las fuerzas sociales opresivas en la expresión del género y la sexualidad, parecía claro y urgente centrarme en la experiencia de una persona trans en ese contexto.

¿Qué va a encontrar el espectador en Madalena?

Una película familiar y a la vez extraña, en la que seguimos la vida cotidiana de tres personajes que se ven impactados, cada uno a su manera, por la muerte o desaparición de Madalena. Al mismo tiempo que la película se centra en la vida cotidiana de estos personajes, revelándonos la dinámica social de ese lugar, también nos inserta en un misterio. En definitiva, el espectador tendrá la oportunidad de conocer una región de Brasil pocas veces representada en la gran pantalla, y también será testigo de diferentes reacciones ante la ausencia de Madalena en esa sociedad.

Madalena comienza como una película de misterio y de repente no lo es. Ese misterio ya no es importante. Es como si la muerte de las Madalenas en Brasil no importara. ¿Le importan a alguien?

Hay un dato vergonzoso y muy revelador que me gustaría traer a colación aquí: la esperanza de vida de las personas trans en Brasil es de solo 35 años. Así que, si bien nunca busqué explotar la muerte desde un punto de vista estético ni crear nada en la línea de un violento procedimiento policial, de la misma manera me sentí incapaz de evitar el tema de la violencia contra las personas transgénero.

De ahí la idea de que la película gire en torno a la ausencia, la desaparición de Madalena. La película no se ocupa de investigar cómo fue asesinada o incluso por quién, sino más bien las fuerzas que alimentan este tipo de delitos; y su ausencia se convierte en una presencia que hace avanzar la película. En este sentido, se nos lleva a presenciar cómo cada uno de los tres personajes principales reacciona ante la ausencia de Madalena. Y esa elección narrativa es política. Es un reflejo de cómo en Brasil lidiamos con los asesinatos de personas trans. Sobre esta persistente crisis de empatía hacia otros seres humanos simplemente por ser trans. No existen políticas públicas para enfrentar este problema. Peor aún, las instituciones y gran parte de la sociedad pretenden que este problema no existe.

¿Por qué ha preferido centrarse en el impacto de la desaparición y no en la desaparición en sí?

Centrarse en la desaparición de Madalena significaría necesariamente buscar al asesino. Creo que no vamos a encontrar la solución al problema de la violencia contra las personas trans por ese camino, como si se tratara de un tema a nivel del individuo. Necesitamos entender cuáles son las condiciones sistémicas dentro de la sociedad para que surjan estos posibles asesinos y para que este tipo de delitos ocurra con impunidad. Así que los coguionistas y yo decidimos que la historia en sí debería centrarse en el lugar, tratando de comprender la dinámica social. ¿Qué estamos haciendo mal como sociedad al permitir y descuidar este tipo de violencia y crímenes?

Luziane es la única que nota la desaparición de Madalena, con ella nos sumergimos en su mundo cotidiano. ¿Cómo es Luziane?

Me encanta el personaje de Luziane porque encarna la complejidad de una gran parte de la sociedad que, al no tomar posición, acaba convirtiéndose en cómplice de crímenes como el que sufrió Madalena. Si bien también sufre la opresión machista que sufren las mujeres trans, pero de otra manera, no se ve a sí misma como una aliada en esa misma lucha. Ella no entiende que la raíz de ambos problemas está en el mismo lugar. Y así termina sin actuar cuando se entera de la desaparición de Madalena. Su incapacidad para reaccionar puede provenir de algún tipo de normalización de la violencia contra las personas trans, como si Luziane en el fondo asumiera que, un día u otro, Madalena simplemente podría ser asesinada o desaparecer, solo por el hecho de que la violencia contra las personas trans es de una frecuencia enorme.

La segunda historia la he llamado el chico de los secretos. Cristiano es hijo de un candidato al Senado y heredero de una plantación de soja. Un personaje que tiene que decidir constantemente entre la vida pública y su vida real. ¿Existe un doble rasero en las personas adineradas de Brasil?

Cristiano es un joven confuso, que se siente presionado por su familia para seguir el camino que ya ha decidido por él. Por mucho que tenga dudas sobre el futuro, no busca una alternativa. Sufre la presión pero acepta su destino. Entonces, cuando Cristiano necesita posicionarse sobre el cuerpo que encuentra en su finca, prioriza la propiedad, la relación con su familia (aunque sea complicada), y la vida pública y política de su madre. Debido a que es un privilegiado y, por lo tanto, protegido, puede tomar la absurda decisión de intentar deshacerse del cuerpo de Madalena sin temor a las consecuencias.

¿Qué nombre le daría a la relación de Cristiano con Gildo?

Cristiano es ante todo el jefe de Gildo. Aunque son amigos (tienen una relación un tanto confusa), su relación está marcada por una sutil jerarquía, que aflora en los momentos más críticos.

¿Cómo definiría a la generación Bolsonaro?

Bolsonaro no es una figura nueva en Brasil. Siempre ha existido, ha ocupado cargos políticos durante más de treinta años, siempre formando parte de lo peor que existe en la política nacional. De la misma manera, los partidarios de Bolsonaro siempre han existido, y siempre se han posicionado en contra de los derechos humanos, la democracia y las agendas progresistas, incluidos los derechos LGBTQIA +, los derechos de las mujeres, la protección ambiental, etc. Resulta que por innumerables factores y actores (principalmente la élite empresarial, los principales medios de comunicación y el sistema judicial), se abrió un camino para que una persona como Bolsonaro llegara al poder. Una figura como él, inmersa en escándalos que involucran delitos, incluida la corrupción, logró ser elegido exactamente bajo la bandera anticorrupción. Las personas que siempre han pensado como él ahora se sienten libres para expresar más sus posturas problemáticas, porque sus líderes ocupan cargos públicos y dictan la agenda política para la dirección del país. Es muy triste presenciar este momento, cuando la política brasileña se alimenta del miedo y la desinformación, alimentando la paranoia colectiva y la violencia, incluso contra las personas LGBTQIA +.

La tercera historia la he llamado la peregrinación. ¿Qué importancia tiene poder decir adiós?

En la película, ciertos personajes parecen incapaces de actuar o sentir nada ante la muerte de Madalena. Esto se debe a que son algo incapaces de verse en Madalena, de identificarse y empatizar con su sufrimiento. Por otro lado, también podemos ver la perspectiva de una de las mejores amigas de Madalena, Bianca, otra mujer trans. Ella y sus amigas realizan un pequeño ritual de despedida para Madalena que de alguna manera les ayuda a seguir adelante. Decir adiós es lo que necesitan para seguir adelante. Incluso mientras está de luto, Bianca sigue esforzándose por cumplir sus sueños. La película busca afirmar la vida a través de la historia de Bianca; su presencia se manifiesta como resistencia, una declaración de alegría como fuerza vital. Leí en alguna parte que la opresión requiere melancolía para fortalecerse y prevalecer, por eso me gusta pensar que la felicidad es la forma máxima de resistencia. En ese sentido, Madalena es un llamado a la empatía más que a la lástima.

¿Qué pasa con los muertos sin una tumba como Madalena?

Además de todas las dificultades que enfrentan en la vida, las personas trans y travestis que son asesinadas también pueden ser tratadas sin dignidad en su muerte. Esto ocurre, por ejemplo, cuando los delitos transfóbicos se registran en las comisarías como “cualquier otro delito no relacionado”; cuando no se respetan sus nombres sociales; cuando sus cuerpos se exponen en las imágenes de las noticias de la televisión policial y se comparten en las redes sociales; cuando a pesar de ser víctimas de un crimen bárbaro se les pone bajo sospecha de lo que hubiera llevado al criminal a cometer tal crimen; y también cuando los seres queridos no pueden llorar al que murió por falta del cuerpo. Estas son formas de borrado, de invisibilidad, por las que pasan las personas trans incluso después de la muerte.

¿Pueden los transexuales soñar con matrimonios perfectos?

Como hombre gay cis, nunca podré captar y comprender completamente la experiencia de ser una persona transgénero, pero entiendo que las personas trans enfrentan violencia en varios niveles, es decir, no solo violencia física, sino también emocional. Para estar con, muchos enfrentan el rechazo de sus familias. Muchos otros luchan con el aislamiento romántico y la soledad. Y a veces, las personas trans que tienen una pareja cisgénero, aún pueden sufrir emocionalmente con el temor de que sus parejas las dejen si se declaran transexuales públicamente. Algunas pueden sentir que tienen que soportar relaciones abusivas porque tienen miedo de estar solas y no poder encontrar otra pareja. Pero estos desafíos, por supuesto, no son una regla. Tengo amigos trans que son felices en relaciones románticas estables. No debería haber barreras para los sueños.

¿Has podido conocer la realidad de las prostitutas trans? ¿Cómo fue el proceso de documentación?

No sé sobre la situación de las trabajadoras sexuales en Brasil porque no hice ninguna investigación sobre ese tema específico para la película. Desde el inicio del proceso, los coguionistas y yo perseguimos una representación del universo trans que partiera de la clásica representación estereotipada que estamos acostumbrados a ver en el cine y la televisión. Esa idea de que las mujeres trans viven esencialmente la vida nocturna, que la prostitución es la única posibilidad de trabajo, que están solas y no aceptadas en sus relaciones amorosas, o que están inmersas en un entorno violento. En Madalena buscamos el camino contrario. Por eso, en la película los personajes trans se ven a la luz del día, trabajan en otras profesiones, son aceptados en sus relaciones y viven en un ambiente lleno de cariño. Obviamente, sabemos que muchas mujeres trans son trabajadoras sexuales, y la decisión de no abordar esto en la película no es una decisión moralista en ese sentido. En realidad, es el deseo de mostrar otra cara del gigantesco universo de las personas trans que está lejos del cliché que estamos acostumbrados a ver.

Me intriga tu fijación por los interminables campos de soja. ¿También los encuentras hipnóticos como yo?

Hipnótico y, a veces, misterioso. Crecí viendo cambiar el paisaje alrededor de la ciudad. Durante treinta años, los bosques fueron reemplazados por gigantescas plantaciones de soja, maíz y algodón. Tan familiarizado como estaba con este nuevo paisaje después de esta transformación, siempre me sorprende ver ese vacío sin fin. Traté de llevar este sentimiento a cada toma que muestra una plantación de soja en la película. Con los fotógrafos, traté de desplazar el significado de esa imagen exuberante y “hermosa” que estamos acostumbrados a ver en fotografías o incluso en anuncios de agroindustria en la televisión de Brasil. Entonces, estéticamente la película busca transmitir la sensación de que puede haber algo extraño, fuera de lugar, en ese espacio. Que el lugar sea hostil.

Finalmente, si pudieras pedirle un deseo a Madalena. ¿Qué haría?

Madalena es un personaje que está en la película para ayudarnos a pensar en los cientos de personas transgénero cuyas vidas se borran cada año en Brasil, y para arrojar luz sobre la crisis de empatía de nosotros como sociedad que no tratamos a las personas trans con respeto. Por lo tanto, lo que más deseo es que las personas trans en la vida real puedan simplemente vivir sus vidas con dignidad y puedan seguir sus sueños en una sociedad más humanizada hacia ellos.

Escrito por

Premios LGTB dados en el Festival de cine de San Sebastián por Gehitu, asociación LGBT del País Vasco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s